BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01

 
BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01 BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01

BOBBY DOWLER / I WILL FIND ONE / 17.11 - 19.01

 

Bobby recoge y reutiliza cuadros sobre tela y bastidores de madera usados antes por otras personas. Hace años, en un momento de estrechez económica, empezó a comprarlos por poco dinero en mercadillos, pero últimamente se los regalan sus amigos. Él les añade remanentes artísticos propios acumulados a lo largo de los años. Cuando recibe los cuadros, los analiza separando la tela del bastidor y ordenándolos (también los bastidores) por tamaño aproximado, estilo, forma o formato.

 

Lo habitual, no obstante, es que manipule físicamente los materiales con las manos o con herramientas: a menudo las corta con cuchillo o con tijeras, las pinta con pincel y en general hace lo que considera necesario hasta que descubre una maniobra procedimental inverosímil capaz de provocar el acontecimiento que guiará la obra hasta su finalización.

 

«La evolución es intrínsecamente impredecible. A veces paso años sin utilizar un determinado cuadro o su bastidor, quizá lo destruyo por completo o un día cojo una parte y al día siguiente vuelvo a guardarla para reparar en ella en el futuro».

 

Los materiales tienen historia propia y sus particularidades constituyen aspectos temáticos que indican a Bobby qué hacer y cómo continuar. Durante un esfuerzo prolongado, a menudo suele valerse de un bastidor «incorrecto» para conectar y enmarcar el contenido pintado.

 

La imposibilidad de prever lo que precipitará su finalización forma parte de la naturaleza de la obra. La experiencia del descubrimiento subvierte los resultados predecibles y al final sus conclusiones no son exactas ni solamente cuadros a secas, sino lo que él denomina Painting-Objects, es decir, «cuadros» que han sido reformados en «objetos».